Tipo de lápices


El grafito- lapices:

El lápiz de grafito es uno de los materiales más usado y quizás el primero que todos tomamos en nuestros primeros intentos de plasmar algo sobre una hoja de papel. Es un material muy versátil y sensible que permite ser usado para tomar desde un simple apunte o boceto a un trabajo con mayor detalle. Pudiendo aplicar distintos valores, intensidades, y texturas a la vez de tener la posibilidad ser de corregido dado que es un material borrable. También se adapta a ser combinado con otros materiales como carboncillos, lápices acuarelables y permanentes de colores, acuarelas, acrílicos, tinta china, pasteles, temperas dando la oportunidad de crear un dibujo con mayor riqueza expresiva

Para fabricar los lápices es necesario mezclar grafito, arcilla y agua (el porcentaje de grafito y arcilla se determinará según la dureza que se desee dar al lápiz) hasta crearse una masa consistente y uniforme.

Como ya he dicho anteriormente la proporción de arcilla con respecto al grafito determina su dureza del lápiz. Por lo tanto se establecen dos grupos:

 

Los lápices duros: son de mina seca, más fuertes, grisáceos y estrechos.

Los lápices blandos son de mina más aceitosa, oscura, frágil y gruesa

 

Diferentes lápices para dibujo:

 

Barras de grafito: que son ideales para cubrir extensas aéreas, las de Faber-Castell  tienen un diámetro es de 12mm y sus graduaciones son cuatro: 2B,4B,6B,9B

 

Lapices de puro grafito: (sin la madera) envueltos en un plástico protector que permite un trabajo limpio con el mismo largo de un lápiz común, Faber-Castell tiene cuatro: HB, 3B, 6B, 9B

Lápices de grafito: del que hemos hablado hasta ahora

 

Lápices de carbón de leña: Se hacen del carbón de leña y se lo introduce en un cilindro de madera, estos proporcionan negros más plenos que los lápices del grafito, pero tienden a manchar fácilmente y son más abrasivos que el grafito. Dentro de línea de Faber-Castell tiene lápices en la línea Pitt Monochorome carbón graso: en duro, medio y blando y carbón tiza en blando medio y duro

 

Lápices de tiza: tienen la misma composición que los pasteles a la tiza, es decir, pigmento más aglutinante pero insertos en una barra de madera igual al lápiz, de modo tal que permite destacar detalles, los tonos son el blanco, la sanguina que es fabricado con oxido de hierro, el bistre que es un marrón oscuro ( hecho de hollín más madera de haya), y el sepia. En este plano Faber- Castell elabora estos tonos en la línea Pitt Pastel, y además de los tonos mencionados mas algunos intermedios.

 

Lápices de colores: se componen de una mezcla de arcilla, y pigmento aglutinado con

cola en una amplia gama de colores

 

Lápices de Acuarelables: Éstos se diseñan para el uso con técnicas de acuarela. Los lápices se pueden utilizar solos para las líneas agudas y en negrilla. Los trazos hechos por el lápiz se pueden también saturar con agua y extender con pinceles.

Existen más tipos, pero estos son los más conocidos.

Comments